Reunión con los representantes sindicales del profesorado para abordar la finalización del curso académico

15 de Abril de 2020

Miembros del equipo de gobierno de la ULPGC han mantenido una reunión con los representantes sindicales del profesorado, de cara a abordar la finalización del curso académico presente.

Los Vicerrectores de Coordinación y Proyectos Institucionales, José Miguel Doña; y de Ordenación Académica y Profesorado, Luis Domínguez Boada, expresaron en la reunión que se ha tenido que actuar con premura dado que el 14 de marzo, el Gobierno nacional realizó la declaración del confinamiento y se tuvieron que tomar decisiones para duplicar la capacidad del campus virtual y multiplicar por seis las conexiones disponibles, entre otras mejoras, como el alquiler de servidores externos, para intentar dar respuesta a la necesidad de docencia de forma no presencial.

El Vicerrector José Miguel Doña indicó que se ha trabajado para que, en esta situación tan complicada y que causará trastornos sin duda, buscar una solución que ofrezca respuesta a los puntos de vista de los diferentes sectores universitarios con las menores incidencias posibles. Comentó que se ha mantenido reuniones con los representantes de los estudiantes y las direcciones de los centros para trabajar en un documento con las directrices para la finalización del curso académico.

Los representantes sindicales del profesorado manifestaron su deseo de participar en la elaboración del documento, criticando que no se haya contado con ellos hasta el momento, a lo que desde el equipo de gobierno se indicó que se han querido reunir con un documento en fase de borrador para avanzar en su elaboración y que es un documento de partida para introducir las propuestas de los diferentes sectores.

Los representantes sindicales lamentaron no contar con tiempo suficiente para estudiar el documento y abordarlo en el seno del órgano de representación del personal, tanto de la Junta de Personal como del Comité, si bien, entendiendo la situación extraordinaria, apostaron por avanzar aportando propuestas para que sean incluidas en el documento definitivo, un documento que sea respetuoso con todos los colectivos universitarios.

Se ha abierto un plazo hasta el próximo viernes 17 de abril para que los representantes del profesorado envíen las propuestas que consideren convenientes para ser incorporadas al documento.

José Miguel Doña insistió que esta situación extraordinaria va a necesitar de soluciones extraordinarias, que no va a poder ser igual a la planificada para este curso. Por tanto, el documento de trabajo presenta un modelo flexible que incluye una propuesta de adaptación del calendario académico, utilizando los meses de junio y julio, y de modificación de los proyectos docentes para incluir la modificación de los criterios de evaluación. Todos los cambios que se introduzcan también tendrán que ser estudiados para corroborar su validez administrativa.

El documento marco es amplio y trata de amparar dos escenarios posibles: la posibilidad de cierta presencialidad en junio y julio o, como segunda opción, la imposibilidad de presencialidad. Dentro de esos dos escenarios, se ofrecen las distintas especificidades de los títulos en lo que se refiere a la evaluación de las asignaturas, de los Trabajos Fin de Título, y de las prácticas, tanto las de asignaturas como las prácticas externas.

De forma general, los representantes del profesorado manifestaron su voluntad de participar en la elaboración del mejor documento posible donde se recojan aquellos aspectos necesarios para la actividad del profesorado universitario en el mejor de los escenarios en estas circunstancias de excepcionalidad. Por parte del equipo de gobierno se manifestaron abiertos a incorporar todos aquellos aspectos que ayuden a concluir el curso académico de la mejor manera posible.