El Dr. Antonio Huerta presenta en la ULPGC el modelo Icrea, para potenciar la investigación de excelencia

17 de Enero de 2018

El Director de ICREA, Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados, Dr. Antonio Huerta, ha presentado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria el modelo de investigación de este instituto, que es el artífice de la potenciación de la investigación en Cataluña. Esta presentación se ha realizado en el transcurso del primer ‘Encuentro 2018 de Jóvenes Investigadores’, organizado por el Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia.

Antonio Huerta explicó que el modelo “se puede aprovechar” por los éxitos que ha producido, ya que con una inversión desde 2001 de 210 millones de euros, se han captado más de 600 millones para el desarrollo de proyectos de investigación, y que cada investigador Icrea, de los 250 con que se cuenta, genera unos 6 puestos de trabajo de investigadores en formación, lo que supone el mejor modelo de creación de empleo.  Añadió que, para Cataluña, con una población de 7 millones, 12 universidades y 1.652 grupos de investigación, el presupuesto anual de Icrea es de unos 28 millones de euros después de 16 años de funcionamiento, con lo que para Canarias, con 2,5 millones de población, estaríamos hablando de unos 9 millones de euros. “Si cada año se consignan 500.000 euros, que se consolidan, se podría lograr”.

El rendimiento de Icrea está al mismo nivel que el MIT, Oxford o Harvard y muy por encima de las Universidades españolas, del CSIC o del CNRS francés. “Se invierte en personas, no en edificios o staff. Con una financiación 100% de la Generalitat, funcionamos con total independencia orgánica y seleccionamos investigadores con criterios estrictamente de méritos, evaluados por paneles de selección que miden la excelencia y liderazgo científico, es decir, aquellos que pudieran por su trabajo llegar a ser candidatos al Nobel”. Y añadió que “mérito es aptitud, trabajo y esfuerzo, no amigos, riqueza o extracción social”. 

Estos científicos que Icrea evalúa y capta obtienen un contrato laboral indefinido, y trabajan para una Universidad o centro de investigación. “Icrea no investiga, lo hacen los centros de investigación y las universidades, que nos presentan a sus candidatos para obtener un Icrea, y que no pueden ser profesores permanentes, sino investigadores que no cuenten con contrato permanente o que procedan del extranjero o el resto de España”. No existe límite de edad de los candidatos y se premia la calidad de sus proyectos y no la cantidad. “Es un sistema revolucionario para España porque no pedimos documentos compulsados ni grandes tochos con todo lo trabajado, sino proyectos de excelencia. Con esto paliamos las dificultades de contratación de candidatos de excelencia con que cuentan las universidades y centros de investigación. Icrea es inimaginable en Boston o Londres, pero España cuenta con un sistema muy rígido, por lo que aquí hemos logrado que los centros de investigación presenten a sus candidatos a Icrea y que ellos los provean de un entorno de trabajo donde puedan desarrollar sus proyectos”. El Dr. Huerta afirmó que “el problema no es el sueldo, un investigador está dispuesto a ganar menos si cuenta con estabilidad laboral, recursos, tranquilidad, libertad e independencia. En Icrea son evaluados periódicamente, pero trabajan con absoluta libertad".