Tesis Doctoral sobre desalación aprovechando la energía eólica, en el marco del Proyecto Desal+

09 de Febrero de 2018

El lunes 12 de febrero, a partir de las 11.00 horas, en la Sala de Grados de la Escuela de Ingenierías Industriales y Civiles de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC – Campus de Tafira), va a tener lugar la lectura de la Tesis Doctoral de Pedro J. Cabrera Santana que, bajo el título “Gestión inteligente de un sistema de desalación por ósmosis inversa accionado con energía eólica”, busca un máximo aprovechamiento del recurso energético renovable facilitando la operación en régimen variable de las plantas desalinizadoras. 

Logo del Proyecto Desal+Esta Tesis incluye resultados del Proyecto Desal+, liderado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y del que es socio la ULPGC, e implementa un sistema de control novedoso, basado en técnicas de inteligencia artificial, que consigue la variación de los parámetros de operación de la planta y logra el ajuste energético buscado. 

Con los resultados obtenidos en este trabajo, se demuestra la viabilidad de flexibilizar el consumo energético en un proceso tan ampliamente utilizado como es el proceso de ósmosis inversa. Asimismo, se demuestra que el modo de operación variable reduce la interrumpibilidad del prototipo frente a la operación de una planta desalinizadora en régimen constante. 

El objetivo general del proyecto Desal+ es crear y consolidar una plataforma conjunta de I+D+i en la Macaronesia con altas capacidades e infraestructura de investigación de excelencia internacional en materia de desalación de agua, del conocimiento del nexo agua desalada-energía y del uso exclusivo de energías renovables. 

Sin duda, la desalación de agua en Canarias, Madeira, Cabo Verde y Mauritania es la actividad asociada a la economía azul que más directamente está unida a la estabilidad social y económica. Un alto porcentaje del PIB del Espacio de Cooperación depende de la disponibilidad de agua desalada, abasteciendo al año a casi 2 millones de habitantes, a más de 12 millones de turistas, a multitud de hectáreas agrícolas y a casi todo el parque industrial y empresarial existente. 

Se requiere dar un salto de calidad y convertir a este entorno geográfico del Atlántico en una Plataforma cohesionada entre Investigadores y Empresas que den respuesta a carencias y necesidades tecnológicas del sector. Es preciso apostar por la I+D+i en desalación, conocer en detalle el nexo agua – energía y destinar recursos de forma coordinada para desarrollar soluciones y proyectos demostrativos e innovadores relativos a las tecnologías de desalación de aguas y el uso aplicado de energías renovables, acorde a las prioridades de las RIS3 y Crecimiento Azul-UE.