Recomendaciones al PDI para facilitar la labor docente durante el periodo extraordinario no presencial

13 de Marzo de 2020

El Vicerrector de Coordinación y Proyectos Institucionales, José Miguel Doña, ha remitido al personal docente e investigador una serie de recomendación para facilitar la labor docente durante el periodo extraordinario en que se va a sustituir la docencia presencial por la no presencial. El comunicado es el siguiente:

 

Estimados compañeros/as, con el fin de facilitarles su labor docente durante este periodo extraordinario, que esperamos sea breve, hemos preparado una guía de apoyo on-line a la Docencia Presencial, a la que pueden acceder a través del siguiente enlace:

http://ayudaonline.ulpgc.es

Esta guía se irá completando en los próximos días con aquellos contenidos que consideremos que vayan siendo necesarios o convenientes para el mejor desarrollo posible de la docencia a través del Campus Virtual y con el auxilio de otras herramientas con las que cuenta nuestra universidad (OpenULPGC, Office365, etc.). Por supuesto, sus sugerencias serán bienvenidas.

La guía cuenta con un foro que pueden utilizar para hacer consultas y sugerencias.  Es importante que la mayoría de las dudas que se les puedan presentar, las planteen a través del foro para que las consultas y respuestas puedan servir de ayuda al resto de compañeros.

Dado que un gran número de profesores de la ULPGC utilizan estas herramientas habitualmente para su docencia normal o en la estructura de Teleformación, contaremos con el asesoramiento de un grupo de ellos para ayudar a aquellos que estén menos familiarizados con esta modalidad docente.

Es fundamental que la docencia se desarrolle con la mayor normalidad posible, dentro de la situación en la que nos encontramos. Para ello, hay algunas recomendaciones que queremos hacerles:

  • Los profesores deben comunicar a los estudiantes, a través de sus asignaturas en el Campus Virtual, como van a desarrollar la docencia durante este periodo.
  • Es conveniente publicar regularmente (al menos cada lunes) un programa o plan de trabajo/asistencia online, indicando las actividades, su calendario y los canales de comunicación que se van a utilizar.
  • Se debe recomendar a los estudiantes el mantener su actividad diaria conforme al horario normal presencial de la asignatura. Estudiar cada asignatura, leer materiales, realizar problemas y ejercicios, atender a foros u otros canales, según la programación horaria preestablecida. Es decir, que intenten atender a sus clases como habitualmente, pero desde su casa.
  • Se debe priorizar el uso de Foros: Tablón de Anuncios y Foro general de la asignatura para la comunicación docente.
  • Es importante facilitar materiales y recursos que puedan ser usados por los estudiantes de forma asíncrona: lecturas en PDF, presentaciones con diapositivas, diapositivas con audio pregrabado, …
  • En caso de realizar sesiones por videoconferencia en vivo, y para evitar coincidir varias clases a la misma hora, se recomienda utilizar para ello los horarios presenciales ya programados de la asignatura.
  • Si se realizan sesiones de videoconferencia en directo (no imprescindibles), precargar una presentación con diapositivas y usar audio, pero no video (no activar webcams).
  • Si lo consideran necesario, pueden establecer tutorías telefónicas, para lo que pueden desviar los teléfonos de sus despachos a otros números. En la guía se incluye una explicación de cómo hacerlo.
  • Si quieren controlar la asistencia de los estudiantes a determinadas actividades “en directo” pueden utilizar la herramienta MiLista (https://milista.ulpgc.es).

 

No olvidemos que es una situación extraordinaria y previsiblemente breve, por lo que no debemos pretender replicar la docencia presencial habitual en este formato. Bastará que se proporcionen a los alumnos los materiales necesarios para continuar su aprendizaje:

 

·        Presentaciones, con o sin audio.

·        Apuntes, lecturas y bibliografía.

·        Actividades: relaciones de problemas y problemas resueltos, ejemplos, casos prácticos, cuestionarios, etc.

·        Sí sería importante que, en la programación de la docencia en este formato, se incorporarse la obligatoriedad de entrega de algunas de las actividades antes mencionadas, de forma que los estudiantes se vean forzados a mantener su actividad.

 

De forma general, se suspenden todas las actividades prácticas que requieran la presencialidad, salvo aquellas que puedan adaptarse al formato virtual. Más adelante, si fuera necesario, se podrá evaluar la adquisición de competencias alcanzadas hasta el momento, a fin de determinar si se pueden dar por concluidas o bien sería necesario recuperarlas con posterioridad.

Mucho ánimo.

Un cordial saludo.