Investigadores de la ULPGC analizan la presencia de contaminantes en los huevos que consumimos en Canarias

20 de Noviembre de 2013

*El aporte de los huevos producidos en Canarias como fuente de contaminantes organoclorados puede considerarse despreciable, independientemente del tipo de huevo elegido por el consumidor

*Sin embargo, el consumidor que elige huevos ecológicos o de corral se expone a una concentración hasta 4 veces más baja de hidrocarburos aromáticos policíclicos (mutágenos y carcinógenos)


Imagen de gallinas camperas sin relación con la investigación

20/11/2013

Un grupo de investigadores de la Unidad de Toxicología del Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria han publicado un trabajo de investigación en el que estudian la influencia del modo de producción de los huevos en la ingesta diaria de contaminantes. El trabajo ha sido publicado en una revista internacional de primer nivel, denominada Food and Chemical Toxicology, que se situa Q1 en las áreas de "Ciencia de los Alimentos" y también en la de "Toxicología" y cuenta con Indice H de la revista = 90.

El título del artículo de investigación es Influencia del modo de producción de los huevos en la ingesta diaria de hidrocarburos policíclicos y contaminantes organoclorados: un estudio independiente en las Islas Canarias (España), y está firmado por los investigadores Octavio Pérez Luzardo, Ángel Rodríguez Hernández, Yohana Quesada Tacoronte, Norberto Ruiz Suárez, Maira Almeida González, Luis Alberto Henríquez Hernández, Manuel Zumbado y Luis Domínguez Boada.

En este trabajo se realizó el análisis de 57 contaminantes antropogénicos (16 hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs), 20 plaguicidas organoclorados (OCPs) y 18 bifenilos policlorados (PCB)) en huevos de consumo procedentes de tres tipos diferentes de producción (convencional, de corral y ecológicos) que fueron adquiridos en los mercados de las Islas Canarias (España). A partir de los resultados analíticos y de los datos de consumo de este producto en Canarias, se hizo una estimación de la ingesta diaria de estos contaminantes por un consumidor tipo (niños, adolescentes y adultos).

A diferencia de lo descrito en otros estudios realizados en el norte de Europa los investigadores de la ULPGC no encontraron diferencias en el contenido de OCPs o PCBs en relación con el tipo de producción. Los OCPs más frecuentemente detectados en los huevos fueron dieldrin, dicofol , hexaclorobenceno , p,p'-DDE y p,p'-DDT.

También se pudieron medir niveles de numerosos PCBs, principalmente de los considerados marcadores de contaminación, destacando el hecho de que en dos muestras (un huevo de corral y uno ecológico) los valores encontrados superaron el límite establecido como seguro por la UE. No obstante hay que señalar que en el resto de los huevos los niveles de contaminantes de estos dos grupos estaban muy por debajo de los límites establecidos. El aporte de los huevos producidos en Canarias como fuente de contaminantes organoclorados puede considerarse despreciable, independientemente del tipo de huevo elegido por el consumidor.

Los investigadores consideran que quizá el hallazgo más relevante de este estudio se encuentra en relación con los niveles de PAHs, que son conocidos carcinógenos y mutágenos, ya que las concentraciones de estos compuestos en los huevos de producción convencional (gallinas enjauladas) fueron 4 veces superiores que el de los huevos procedentes de gallinas de corral y ecológicos. De esta manera, en función de la elección que realice el consumidor, la exposición a estos contaminantes tóxicos se modifica sensiblemente, siendo mucho menor cuando se consumen huevos de producción ecológica o huevos camperos. De esta forma, el consumidor que elige huevos ecológicos o de corral se expone a una concentración hasta 4 veces más baja de hidrocarburos aromáticos policíclicos (mutágenos y carcinógenos).

El artículo publicado tiene alcance internacional, pero sin embargo debe destacarse que la mayoría de los huevos que se consumen en Canarias, a diferencia de otros productos alimenticios, son de producción local en el archipiélago.

Food and Chemical Toxicology publica trabajos de investigación originales sobre los efectos tóxicos en animales o seres humanos, de las sustancias químicas naturales o sintéticas que se producen en el entorno humano. También publica estudios relacionados con la alimentación, el agua y otros productos de consumo, así como de sustancias químicas y productos farmacéuticos industriales y agrícolas. Cubre también nuevas áreas tales como la evaluación de seguridad de los nuevos alimentos y los productos derivados biotecnológicamente y las interrelaciones entre la nutrición y la toxicología.