Imagen de la VII edición de Ruta Siete ULPGC
Imagen de la VII edición de Ruta Siete ULPGC

Finaliza la séptima edición de Ruta Siete ULPGC

04 de Septiembre de 2017

Los 45 universitarios de la séptima edición de Ruta Siete ULPGC han recorrido las Islas Canarias durante cinco semanas, conociendo las problemáticas locales de cada una de ellas y dejando una huella positiva a su paso.

Desde el 29 de Julio, los 45 universitarios que forman parte de esta aventura nómada por las islas han colaborado con los municipios en los que se alojan realizando acciones sociales, medioambientales y culturales.

Alba, natural de Gran Canaria y estudiante de Enfermería afirma “Ruta Siete ha sido un soplo de aire fresco. Te da la oportunidad de conocerte más y ponerte a prueba. Gracias al resto de tus compañeros y de los momentos compartidos avanzas y aprendes para llegar a ser una mejor versión de ti mismo. Además, tomas conciencia de la realidad del mundo en el que vivimos" 

El programa, que tiene como objetivo conectar el talento joven con las necesidades del mundo, ha permitido que los participantes protagonicen acciones de cambio positivo entre las que se encuentran reforestaciones, limpiezas de playas y barrancos, acciones de erradicación de especies invasoras, recuperación de tradiciones, actividades con niños y mayores, etc. "Ruta Siete es una oportunidad única para colaborar desde otro punto de vista e implicarte en las problemáticas locales de manera activa", señala Adrián estudiante de Arquitectura, procedente de Valencia. 

Los 45 participantes son universitarios de entre 18 y 32 años, elegidos entre los más de 1.400 inscritos. Cerca de la mitad los participantes proceden de Canarias, mientras que el resto procede de diferentes comunidades autónomas (Madrid, Cataluña, Galicia, Andalucía, Castilla y La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, La Rioja) y otros países como Chile o Bélgica. Todos ellos tienen en común ser jóvenes comprometidos, personas proactivas que desean contribuir de manera positiva ante los problemas del mundo actual.

Los participantes califican esta aventura como “transformadora” e “intensa”, la cual les ha enseñado a cómo vivir en una comunidad responsable. Daniel, procedente de Toledo y estudiante de Comunicación Audiovisual, afirma que el proyecto le ha aportado la posibilidad aprender habilidades y destrezas que le serán útiles en un futuro "he aprendido a administrar el tiempo, a creer en mí mismo y mis habilidades y a ponerlas en juego al servicio de los demás con el objetivo de cooperar juntos”.

Imagen de la VII edición de Ruta Siete ULPGCEn relación a las actividades, Laura, gallega estudiante de Psicología, considera que las acciones sociales con los habitantes de los municipios han tenido un valor destacable. La joven explica que la actividad más significativa para ella fue la colaboración con niños de Aldeas Infantiles “esa actividad nos permitió conectar con personas que están pasando por momentos complicados y que serán los adultos del futuro, se hace fundamental conectar con ellos y aprender a lidiar con personas con vidas diferentes a las nuestra para poder construir juntos el futuro”.

Por su parte, Elia, estudiante de Magisterio, comenta que de las acciones ambientales le han permitido reflexionar ”realizamos una actividad de recogida de plásticos en un vertedero cercano a un espacio arqueológico. Esa acción me marcó especialmente por el impacto visual de ver una montaña completamente cubierta de plástico y por la frustración que me generó darme cuenta de lo inconscientes que somos sobre cómo nuestros hábitos de consumo influyen en el entorno".

Ruta Siete ULPGC se ha convertido en un gran laboratorio formativo y creativo, pues además de realizar acciones de cooperación realizan actividades de debate, tertulias, charlas y recibir visitas de personas que aportan sus conocimientos y experiencias. Los universitarios participan en diferentes talleres creativos que abarcan la fotografía, el vídeo, la literatura de viajes, las artes plásticas y la música.

El programa está organizado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y por la Fundación Universitaria de Las Palmas. Se trata de una iniciativa financiada de manera responsable que cuenta con la presencia del BBVA y la Naviera Armas como patrocinadores principales, Global y la Radio Televisión Canaria como patrocinadores oficiales y con el socio-colaborador Toyota Canarias. También colaboran con la iniciativa diferentes empresas, colectivos y entidades.