El equipo de gobierno estudia con las Direcciones de Centro el final del curso, la evaluación de los estudiantes y el inicio del curso próximo

07 de Mayo de 2020

El equipo de gobierno de la ULPGC ha mantenido el jueves 7 de mayo una reunión en remoto con los Decanos, Decanas y Directores de los Centros para abordar diferentes aspectos relacionados con la evaluación de este final de curso y la preparación del inicio del curso próximo.

El Rector Rafael Robaina inició la reunión y cedió la palabra a la Vicerrectora de Calidad, Milagros Rico, quien indicó que se ha remitido el documento elaborado por la Agencia Nacional de Calidad ANECA sobre la garantía de calidad en la evaluación que se realizará de las titulaciones en relación con esta situación sobrevenida de coronavirus. Esta evaluación es imprescindible para la validación de los títulos oficiales de las universidades.

ANECA también ha recomendado que, ante la situación de incertidumbre, las universidades tengan previsto un plan de contingencia para iniciar el curso si no es posible llevarlo a cabo como hasta ahora.

El Rector indicó que habrá que evaluar cómo, sin presupuesto, se pueden desdoblar los grupos para que sean menos numerosos o si es conveniente mantener la docencia no presencial en los casos en los que sea posible.

El Vicerrector de Coordinación y Proyectos Institucionales, José Miguel Doña, indicó que el próximo curso no se va a poder contar ni con más profesorado ni con más espacios de los existentes, por lo que necesariamente habrá que realizar una reorganización. Además, añadió que aún no se está en disposición de cerrar la programación del inicio del curso, dado que hay que estar a la espera de cómo se va regulando la posibilidad de presencialidad o no presencialidad del alumnado. En principio se trataría de ampliar los grupos en la docencia no presencial, y reducirlos en la que tenga que ofrecerse con presencialidad.

 

En lo que se refiere a la finalización del curso, el Vicerrector José Miguel Doña indicó que el Campus Virtual cuenta con “potentes instrumentos” para la realización de pruebas en remoto, si bien indicó que cada semestre hay que realizar unos 75.000 exámenes por lo que habrá que tener en cuenta un escalonamiento en la conexión de los estudiantes para que el sistema pueda soportar la entrada masiva al mismo tiempo.

En lo que se refiere a la identificación de los estudiantes, indicó que hasta ahora se ha realizado con la identificación personal y contraseña a través del campus virtual, si bien ahora se va a desarrollar una reglamentación que tenga en cuenta aspectos legales y técnicos de cómo realizar esta identificación de cara a los exámenes. 

El Vicerrector recordó que se recomienda realizar evaluación continua del alumnado, entendiendo que los exámenes también son parte de esa evaluación continua. En todo caso, todo lo que afecta a la evaluación deberá formar parte de las adendas de los proyectos docentes de las asignaturas.

 

También se comentó que este fin de semana habrá una parada del Campus Virtual para añadirle otros cinco servidores más, así como la base de datos subdividirla para evitar la aglomeración de conexiones desde un solo punto. Con estas acciones, se espera paliar los inconvenientes que se han ido advirtiendo a medida que se ha tenido que utilizar de forma masiva el Campus Virtual. Esta parada no va a afectar a las actividades de Teleformación, ni al correo electrónico institucional. 

La Gerente, Eulalia Gil, indicó que algunos centros han solicitado realización de exámenes presenciales, que se abordarán de forma conjunta entre el equipo de gobierno y el centro afectado y con el visto bueno del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y Unidad de Protección Radiológica, en caso de que sean autorizadas por las autoridades sanitarias.

 

En la reunión también se abordó cómo realizar las pruebas específicas de acceso que tienen dos centros de la ULPGC: la Facultad de Traducción e Interpretación y la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Por la Facultad de Traducción e Interpretación, la Decana Laura Cruz, indicó que ven muy complejo poder realizar esa prueba y que lo que van a realizar es modificar la regulación de acceso del centro para eliminar esa prueba como indispensable para el acceso a los estudios de Traducción Interpretación. Este cambio debe estar incluido en la regulación de la Facultad, para cubrir todos los procesos exigidos por las Agencias de Calidad, lo que se llevará a cabo en los próximos días. La EBAU permite el examen de una segunda lengua extranjera, por lo que los estudiantes pueden dotarse de la especificidad necesaria para el ingreso en esta Facultad.

El Decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Rafael Reyes, indicó que este centro se va a dar un plazo antes de tomar la decisión sobre las pruebas específicas de acceso, ya que los estudiantes deben contar con una capacitación deportiva específica y que, de momento, el uso de las instalaciones deportivas está vetado. El Rector Rafael Robaina indicó que en el mes de julio cree que será posible la utilización de las instalaciones y que considera que puede contarse con la colaboración de los Cabildos insulares para que los estudiantes no tengan que desplazarse desde sus islas de residencia, para evitar no sólo el traslado sino el alojamiento. El Vicerrector Estudiantes y Deportes, Antonio Ramos Gordillo, indicó que ve factible esta posibilidad.

 

Por su parte, el Vicerrector de Internacionalización y Cooperación, Richard Clouet, indicó que ha concluido el proceso telemático de asignación de destinos para los estudiantes que desean realizar una movilidad Erasmus Formación el próximo curso académico. Esta asignación está condicionada a que los centros de destino acepten estas movilidades al inicio del curso próximo y también de cerrar los learning agreements, es decir el acuerdo de las dos partes en la formación que reciben los estudiantes, y también a expensas de las indicaciones de las autoridades sanitarias. Por lo que respecta al programa SICUE de traslado a otras universidades españolas, de momento el programa está paralizado por Crue-Universidades españolas, aunque aparece como un programa fácilmente realizable al tratarse de una movilidad nacional.