Dos artículos de Cooperación Internacional hacen referencia a la formación de médicos en Mozambique que desarrolla la ULPGC

11 de Enero de 2018

Dos artículos relacionados con la cooperación internacional elaborados por profesores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) han sido publicados en revistas internacionales, con lo que de forma novedosa se da opción a que estos trabajos de cooperación internacional cuenten de cara a la acreditación de los méritos docentes e investigadores del profesorado universitario

Imagen de archivo de estudiantes de la Unizambeze en la ULPGC, durante su periodo de formación en Gran CanariaLos dos trabajos hacen referencia al proyecto de la ULPGC para la formación de médicos especialistas en Mozambique. Uno de los artículos, titulado ‘Impacto socioeconómico de la formación sanitaria en Mozambique. Proyecto ULPGC-Unizambeze’, se refiere al proyecto de formación de médicos especialistas liderado por la ULPGC en Mozambique que ha contribuido no solo a mejorar el sistema sanitario, sino también el sistema educativo del país. Este artículo está firmado por los profesores Manuel Romero, del Departamento de Análisis Económico Aplicado; Adriana Ortiz, del Departamento de Ciencias Clínicas; Laura Zapata, de la Facultad de Medicina; y Luis López Rivero, del Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas. Este trabajo se recoge en la Revista Española de Desarrollo y Cooperación y señala que “de una sustitución de plantilla sanitaria extranjera por nacional cabe esperar una mejora en el número de pacientes atendidos porque mejora la comunicación y una reducción en el coste del servicio debido a que el salario de los médicos nacionales es inferior a los extranjeros”. 

La intervención de la ULPGC en Mozambique se inició en 2011. En 2015 se graduaron 27 especialistas y en 2016, 33 más, que se unen a los 6 especialistas que existían hasta el momento para la zona de Tete, con cerca de 2 millones de habitantes. 

El segundo trabajo, titulado ‘Formación médica universitaria en países en desarrollo’, está firmado por Luis López-Rivero, Rosario Berriel-Martínez, Gloria González-Azpeitia, José Ángel García-Hernández y Felipe Rodríguez de Castro, así como incluye a todos los profesores que han participado en el proyecto.

El trabajo, publicado por la Fundación Educación Médica, recuerda que gozar de buena salud es una condición básica para el desarrollo y la seguridad de las personas, a pesar de lo cual persisten enormes desigualdades en salud entre los países. Los educadores médicos tienen un papel clave en la reducción de estas desigualdades al abordar uno de los aspectos esenciales del problema: la acusada escasez de médicos que sufren algunas regiones, especialmente en el África subsahariana. Una de las mayores dificultades para afrontar esta cuestión es la falta de profesores cualificados, lo que podría solventarse mediante estancias cortas de graduados procedentes de países desarrollados que voluntariamente quisieran participar en este tipo de iniciativas. En el artículo se presenta la experiencia en el diseño y desarrollo de un proyecto de formación de médicos en la Universidad de Zambeze, en Tete (Mozambique), llevada a cabo desde la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con su cronología y resultados. 

Se estima que existen en torno a 2.420 facultades de medicina en todo el mundo, en las que se gradúan unos 389.000 médicos cada año. La mayor parte de estas facultades se localizan en India, China, Europa occidental e Iberoamérica y, por el contrario, se observa una llamativa escasez de centros en Asia central, Europa del este y el África subsahariana. Un total de 31 países no disponen de facultad de medicina alguna, de los cuales nueve se ubican en la región subsahariana. En 44 países sólo se dispone de un centro docente; de ellos, 17 son, una vez más, países africanos subsaharianos. Es evidente que la distribución mundial de facultades de medicina no se corresponde con la carga de enfermedad que soportan los países, señala el trabajo.