Consejo de Gobierno extraordinario de la ULPGC: Medidas para la adaptación de la docencia en el inicio del curso 2020-2021

10 de Julio de 2020

La ULPGC ha celebrado el viernes 10 de julio una sesión extraordinaria de su Consejo de Gobierno en la que se han debatido y aprobado por unanimidad las Medidas para la adaptación de la docencia en el inicio del próximo curso 2020-2021, dadas las necesarias medidas de prevención sanitaria como consecuencia de la covid-19.

El Consejo de Gobierno, presidido por el Rector Rafael Robaina, se ha celebrado de forma telemática, con este único punto en el orden del día. Este documento, que presentó el Vicerrector de Coordinación y Proyectos Institucionales, José Miguel Doña, es el resultado de las aportaciones de un grupo de trabajo formado por representantes de los principales grupos de interés de la comunidad académica de la ULPGC, en concreto, miembros del equipo de gobierno, direcciones de centros y departamentos, representaciones sindicales del Personal Docente e Investigador (PDI) y representantes del estudiantado.

José Miguel Doña indicó que el documento persigue dar amparo a las diferentes circunstancias que puedan darse en el escenario del inicio del curso 2020-2021, dentro de la singularidad de cada uno de los centros y las titulaciones.

El documento de ‘Medidas para la adaptación de la docencia en el inicio del próximo curso 2020-2021’ se inicia con un preámbulo en el que se indica que la ULPGC es una universidad presencial, sin embargo, “la previsión de que en el comienzo del próximo curso 2020/21 sea necesaria una reducción del número de personas que pueden coincidir en espacios cerrados, todo ello unido a la necesaria exigencia de protección de las personas más vulnerables, obliga a la consideración de que pudiera ser necesario que una parte de las actividades docentes de esta Universidad tuvieran que desarrollarse de forma telepresencial.”

“En estos momentos, la comunidad universitaria en general y esta Universidad en particular están a la espera de que las correspondientes autoridades educativas y sanitarias emitan recomendaciones, guías, instrucciones y protocolos de actuación que permitan y orienten la planificación y la organización de la docencia sobre la base de un doble objetivo: de una parte, mantener los estándares de calidad y rigor académico de las titulaciones y, de otra, preservar y proteger la salud de la comunidad universitaria”, añade el preámbulo.

“Las medidas que puedan ser establecidas por las autoridades competentes ejercerán claramente un efecto sobre la planificación de la actividad docente de la ULPGC, pues de ellas dependerán los límites exigidos para la distancia interpersonal o las medidas de seguridad e higiene y de protección que se establezcan, factores todos ellos que, a su vez, incidirán de forma específica y diferenciada de acuerdo con los factores derivados de las características de cada centro y titulación”, pero ello no obsta para que “pueda hacerse una previsión acerca de los posibles efectos que estas circunstancias pueden producir sobre las actividades docentes, aun cuando, posteriormente, fuera necesario modular o modificar las medidas adoptadas de acuerdo con las restricciones que las autoridades competentes impongan”.

El documento recuerda que la ULPGC es una universidad presencial, que debe adaptarse a unas nuevas circunstancias para lo que se seguirán, entre otras, las siguientes medidas:

  • Los centros y departamentos deberán elaborar una relación de los espacios docentes disponibles (aulas, aulas informáticas, laboratorios, instalaciones deportivas, etc.), indicando sus condiciones, dimensiones y equipamiento, a fin de que, siguiendo a las recomendaciones del Ministerio de Universidades, se pueda determinar el correspondiente aforo máximo.
  • El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la ULPGC debe validar todas las propuestas de adaptación y realizará, además, las inspecciones in situ necesarias para validar dichas propuestas.
  • Los miembros del profesorado y estudiantado que acrediten pertenecer a grupos vulnerables frente a la covid-19, tendrán derecho, si así lo solicitan, a la adaptación de sus condiciones de trabajo y estudio para evitar riesgos.
  • La ULPGC desarrollará un programa de formación del Personal Docente e Investigador (PDI) en habilidades docentes digitales y se mantendrán las actuales plataformas de ayuda ante problemas técnicos, tanto para estudiantes como para PDI.
  • Se deberá procurar que las actividades académicas se desarrollen con la máxima presencialidad posible. La presencialidad se garantizará, en la medida de lo posible, para las clases prácticas, ya sean de laboratorio, de campo o de aula, así como para las actividades grupales que cuenten con grupos reducidos y para las actividades de evaluación, respetando siempre las medidas de distanciamiento y seguridad aprobadas por las correspondientes autoridades sanitarias y académicas.
  • La ULPGC priorizará, en la medida de lo posible y con preferencia sobre otros cursos y titulaciones, la presencialidad para el estudiantado de primer y segundo curso de grado, así como para el de los últimos cursos de aquellas titulaciones que requieran la realización de prácticas habilitantes.
  • En aquellos casos en los que pueda producirse un solapamiento entre distintas actividades y no existan recursos suficientes, se establecerá el siguiente orden de prelación:
    • Prácticas de laboratorio, prácticas de campo, actividades docentes en instalaciones deportivas y prácticas externas.
    • Evaluación.
    • Actividades grupales con grupos reducidos (tutorías y seminarios en grupo).
    • Prácticas de aula y de aulas informáticas.
    • Actividades grupales con grupos numerosos (clases magistrales y similares).    

 

Este documento incluye un anexo final denominado ‘Acuerdo de la ULPGC con la Junta de Personal Docente e Investigador (JPDI) y el Comité de Empresa del PDI Laboral (CEPDIL) para negociar la modificación de las condiciones de trabajo del PDI de la ULPGC en relación a los cambios en la actividad docente como consecuencia de las condiciones sanitarias provocadas por la covid-19. Ese acuerdo indica que el equipo de gobierno de la ULPGC y los representantes sindicales del profesorado se comprometen a celebrar una primera reunión antes del 24 de julio donde se pactará el calendario de negociación, así como a presentar una propuesta inicial de acuerdo de los temas objeto de negociación y a celebrar todas las reuniones que sean necesarias para concluir la negociación antes del comienzo del curso académico próximo.

El Consejo de Gobierno dio su aprobación por unanimidad al documento.