Cinco investigadores de la ULPGC analizan en ‘The Conversation’ si es cierto que se han recuperado las dunas de Maspalomas durante el confinamiento

20 de Julio de 2020

Cinco investigadores de la ULPGC publican un artículo en la plataforma de divulgación científica ‘The Conversation’, en el que se plantean ‘COVID-19: ¿Se han recuperado las dunas de Maspalomas durante el confinamiento?

Este artículo está firmado por Antonio I. Hernández Cordero, Abel San Romualdo Collado, Carolina Peña Alonso, Leví García Romero y Luis F. Hernández Calvento, de las áreas de Geografía y Oceanografía de la ULPGC. En el mismo hacen referencia a que en relación con las dunas de Maspalomas, “diferentes medios de comunicación han asegurado que habían recuperado el estado que presentaban hace 50 años, antes del desarrollo turístico en el sur de Gran Canaria”.

“Las noticias han podido transmitir a la sociedad el confuso y peligroso mensaje de que unos pocos meses de cese del turismo son suficientes para recuperar las dunas o que los impactos antrópicos a los que están expuestas desde hace décadas no suponen un riesgo para su supervivencia”, señalan.

Los investigadores analizan “las cinco diferencias más evidentes entre el estado de las dunas en los años 60 del pasado siglo, antes del desarrollo turístico del sur de Gran Canaria, y la actualidad”, que son:

  1. La construcción de urbanizaciones e infraestructuras turísticas. Esto supuso la destrucción de 114,5 hectáreas (el 24,1 %) de la superficie que ocupaba en los años 60.
  2. Incremento de la cobertura vegetal en el interior del campo de dunas. La urbanización turística Playa del Inglés alteró la dinámica del viento y el transporte de arena a nivel local hacia el interior del sistema. Esto redujo la superficie ocupada por dunas móviles (-47,8 %) e incrementó la ocupada por dunas estabilizadas (+305,8 %).
  3. Retroceso de más de 70 m en la línea de costa de la playa de Maspalomas. Ha supuesto la pérdida de 7,7 hectáreas de superficie de playa y dunas.
  4. Incremento de las superficies de deflación. Esto se debe a que sale al mar más arena de la que entra en el sistema. Entre los años 1961 y 2003, estas áreas de erosión duplicaron su extensión (218,8 %).
  5. Reducción de las poblaciones de balancón (Traganum moquinii). Entre 1961 y 2003 las poblaciones de esta planta disminuyeron más de la mitad (56,2 %) en la playa del Inglés. Han desaparecido completamente de los alrededores de la playa de Maspalomas.

Frente a la afirmación de la recuperación de las dunas de Maspalomas, los científicos indican que “el sistema de dunas no ha recuperado la superficie que tenía en los años 60 del pasado siglo”, que “la superficie ocupada por las dunas móviles no ha vuelto a ser la misma que la existente antes del desarrollo turístico”, “la línea de costa en la playa de Maspalomas no ha recuperado la posición que presentaba en el año 1961”, “las superficies de deflación siguen mostrando una extensión muy significativa” y “actualmente el número de balancones es muy inferior al de 1961. En las repoblaciones realizadas en el marco del proyecto Masdunas se han plantado al menos 522 ejemplares de esta especie –384 para el reforzamiento de sus poblaciones y 138 para la generación de nuevas dunas–, pero aún es pronto para saber qué porcentaje ha sobrevivido”.

Por todo ello, concluyen que “los cambios experimentados por las dunas de Maspalomas durante el confinamiento son fundamentalmente estéticos. Se ha destacado especialmente la formación y persistencia de rizaduras sobre las dunas ante la ausencia de visitantes”.

“La ausencia de turistas durante el confinamiento ha puesto el foco sobre la recuperación estética de las dunas de Maspalomas. Sin embargo, revertir el progresivo deterioro que se ha producido en las últimas décadas solo será posible mediante la supresión o minimización de los impactos ambientales asociados al uso turístico”.


The Conversation España es el principal canal de divulgación del conocimiento que emana de las universidades. La ULPGC se adhirió en febrero de 2020 a esta plataforma, tal y como se ha auspiciado desde la CRUE-Universidades españolas. Los investigadores e investigadoras de la ULPGC han publicado varios artículos en este canal, además de un editorial del Rector Rafael Robaina sobre los efectos colaterales del covid-19, en concreto sobre la gestión universitaria, en el boletín que edita diariamente la plataforma.

The Conversation cuenta con ediciones en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Indonesia y África, además de la edición en español, que se lanzó en el verano de 2018 y en poco más de un año ha logrado más de 20 millones de lecturas gracias a la republicación de los artículos en 170 medios de comunicación.

Todos los artículos publicados en The Conversation pueden volver a ser publicados, en forma impresa o digital, sin ser editados, asegurando que se atribuye a su autor, a su institución de referencia (universidad o centro de investigación), y mencionando que el artículo fue publicado originalmente en The Conversation.